TOP

   Fechas: 22 febrero – 5 marzo

 Duración: 12 días

  Tipo de viaje: Exploración salvaje

 Plazas: 12

País: Kirguistán

Precio: 1580.00 EUR

¿De qué va esta locura?

Un país desconocido, difícil de pronunciar pero fácil de disfrutar. En el corazón de Asia Central, Kirguistán ofrece los paisajes soñados y la fascinante cultura nómada. Todo en un mismo país donde el único peligro es comenzar a ver nuestro mundo con otros ojos. 

El invierno es territorio para los amantes de la aventura más pura, pero la recompensa es incalculable cuando te adentras en un paisaje vacío, silencioso, y donde la única huella visible es la de los animales salvajes que nos vigilan desde cerca. 

Nos esperan días mágicos a caballo y en 4×4 en busca del felino más enigmático de las montañas de Asia.

Kirguistán, la compañía de lo salvaje.

Hemos diseñado una viaje de 11 días que te llevará a través de las montañas Tien a bordo de un 4×4 y a caballo atravesando una estepa blanca interminable salpicada de yaks y animales salvajes que convierten a Kirguistán en un territorio perfecto para la vida del leopardo de las nieves.

Superaremos pasos de montaña a 3.500 metros, visitaremos a antiguos cazadores reconvertidos en rangers y realizaremos esperas para la observación de fauna entre las salvajes crestas nevadas. 

En esta aventura sentirás que te has bajado del mundo y has hecho una parada mientras la sociedad continúa su ritmo frenético y tú respiras el aire frío que detiene el tiempo. La hospitalidad nómada y sus acogedoras yurtas serán una experiencia única que convertirá el entorno salvaje en un hogar que recordarás toda la vida. Un mundo blanco, una aventura única, y un invierno donde acercarse sin adornos al verdadero hábitat del leopardo de las nieves.

Una cabaña en medio de la nada.

Como ya habrás estado pensando, este no es un viaje cualquiera. Adentrarse en el territorio del leopardo de las nieves no solo significa cruzar los dedos para encontrar algún rastro de este felino, también implica viajar al invierno del mundo, pasar días en medio de la nada, y mentalizarse para una aventura lejos de todo lo que llamamos civilización. 

Hemos localizado una cabaña de pastores en medio de la montaña donde nuestro rastreador local vive desde hace años. Allí instalaremos nuestro campo base para resguardarnos de los 20 grados bajo cero del exterior. Desde ahí lanzaremos nuestras expediciones diarias en búsqueda de rastros, huellas y pistas del fantasma de las montañas.

Alojamiento e Higiene

Incluso dormir será una experiencia diferente en este viaje. En algunos pueblos dormiremos en guesthouse, pero en la estepa nos espera una apasionante mezlca de yurtas y cabañas de pastores en medio del monte.

Las bajísimas temperaturas del exterior se harán soportables gracias al fuego que nos permitirá pasar noches agradables y cálidas mientras compartimos historias alrededor de las llamas. Afuera pueden rondar los -20 bajo cero en las zonas altas, pero en el interior estaremos a unos confortables 15 grados. En la estepa los colchones son sustituidos por toshoks, una cama típica de los nómadas hecha con alfombras, pieles y mantas para descansar cómodamente incluso en invierno.

Higiene y alimentación

Si, hemos pensado en ello y tendrás la oportunidad de ducharte unas cuantas veces a lo largo del viaje. No todos los días, pero con cierta frecuencia. En compensación debemos decirte que en Kirguistán el váter es de unos 5.000 km2. Puedes hacer tus cosas con unas vistas fantásticas a la estepa.

La comida kirguisa es variada aunque durante el invierno hay una buena base de carne, sopas y lácteos. Aunque siendo sinceros, la leche de yegua os va a dar diarrea, así que si sois de los que probáis de todo…venir preparados. Las personas vegetarianas o con necesidad de una dieta diferente, deben avisarnos para que podamos tener opciones alternativas preparadas.

   Fechas: 22 febrero – 5 marzo

 Duración: 12 días

  Tipo de viaje: Exploración salvaje

 Plazas: 12

País: Kirguistán

Precio: 1580.00 EUR

¿NECESITAS UN SEGURO DE VIAJE?

No tienes permiso para registrarte